Sin Jugar

25 abril, 2013 § Deja un comentario

Parece un día como otro cualquiera, pero no lo es, nisiquiera existen los días cualquiera, hoy por ejemplo, ya he parendido algo, quizás lo recuerde, quizás no lo olvide, es posible que no siempre la lección divertida sea la aprendida, las hay que entran a fuerza de quemar, así de golpe, sin que las esperes, y entonces quieres poner una nube que deje el día y a los demás como a ti, pero es imposible, nadie oye, te molesta, pero en realidad es que no quieres que nadie lo oiga aún con ganas de gritarlo, es contradictorio, y sólo consigues lavar la vajilla a ver si tanta mierda se va de una puta vez por el desagüe, se queda todo mojado, reluciente y una con el corazón quemado.

 

Nana Miranda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Sin Jugar en Después de un tiempo....

Meta

A %d blogueros les gusta esto: