Seca

14 febrero, 2013 § Deja un comentario

Ahora ya no busco naranjas, más bien intentaré sembrarlas y regar mi pedacito, el olor de la tierra mojada siempre me gustó, no recuerdo el día en que se agrietó, ni siquiera recuerdo si fue por falta de lluvia, de riego o de lágrimas. También olvidé barrer debajo de la cama, pero eso no es la primera vez que me pasa y tampoco me viene mal dejar que los gatos me muestren el paso del tiempo y el pasado. ¿Qué si me sirvió? Se que sí, como todo lo demás y también como todo lo que no viví. 

En fin, regar y regar, sin esperar frutos…

 

Nana MirandaImagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Seca en Después de un tiempo....

Meta

A %d blogueros les gusta esto: