Balance del amor en mi vida vivida

31 agosto, 2006 § Deja un comentario

 
 
     No sabría calificarlo, aveces positivo, a veces negativo, en ocasiones pilar, en su término demoledor.
 
     Lo que si es cierto es que más de una vez he tenido que recoger trocitos de corazón de debajo de la cama, estabán escondidos y afuerza de nuevos mimos algunos volvieron al pecho, pero hay otros que se agarran con ahinco a las uñas de los pies. Como dicen que lo tengo grande y fuerte, "mi pobre corazón oxidado", aunque débil, sigue latiendo.
 
     ¡¡ Tendré cuidado al cortarme las uñas de los pies!!
 
 
30 agosto 2.006
 
Nana Miranda
(Anabel) 
Anuncios

Los días de bajona

31 agosto, 2006 § Deja un comentario

 
 
     Sentir el corazón pequeño, notar su fuerza hasta quemarte el pecho, ahogar en un suspiro sentimientos duros, buscar entre dos línaes la inocencia perdida.
 
     Y al no poder contener el contenido, el corazón estalla, las lágrimas brotan, un grito se apaga, se siente alivio, se ve luz,… Pero el corazón vuelve a empequeñecer……
 
     Dolor y más dolor
 
 
 
30 Marzo 2.005
Nanita
(Anabelita)

¿Dónde está el país de las hadas?

25 agosto, 2006 § 1 comentario

                                        
 
 
                                        
 
 
 
 
   Ando buscando el país de las hadas, y pensé en comprar una brújula ya que me suelo perder en mis pequeñas y grandes búsquedas. Supongo que la brújula del capitán sparrou (perdón, no se como se escribe) me serviría, con ella basta desear lo que quieres fuerte fuerte para que te indique la dirección a seguir, pero el problema es que esta brújula es única y no tengo intención de verme cara a cara con un pirata, así que buscaré otra forma de orientarme.
 
    Pregunté a los que amasan corazones para que no se pongan duros y fríos con el invierno de las mentiras, y hayé varias respuestas.
 
   En forma de regalo y con título de canción de Mecano, formulé mis dudas a la Reina de Hielo, y sin tener que esperar, ella comenzó a indagar sobre el universo mágico de las hadas y en varios días me entregó un mapa en forma de poesía
                      – Es peligroso aparecer en el País de las hadas sin que ellas te hallan invitado, así que te dejo leer el mapa si prometes no ir nunca por el camino forzado.
 
    (Quizás debería comer fresas de la paciencia como me recomendó la Arquitecta de la Razón, porque empiezo a desesperar).
 
    Sin más, interrogué al niño de los ojos de cielo y sin más me ayudó.
                      – Para encontrar el país de las hadas debes preguntar por él a los duendes que se esconden debajo de las rocas, ellos te guiarán por un camino directo. De esta forma entrarás en el país de las hadas pero no obtendrás toda su belleza puesto que es un camino forzado y peligroso. Claro, que existe otra forma de llegar. Para ello debes seguir el consejo de la arquitecta de la Razón, pues necesitarás mucho tiempo y paciencia y sólo llegarás cuando olvides el motivo por cual miras al cielo cada noche; y es que estos son tus deberes, observar el universo, aprender cada astro sin olvidar ninguno, hasta llegar a distinguir claramente y sin confusión aquel más lejano y brillante, es allí,donde se acumulan los deseos de los niños, formando una estrella gigante que es la varita del Hada Madre. En su interior, flota el país de las hadas creando un núcleo luminoso que podemos observar desde la Tierra.
 
    y…………. ¿Cómo llego hasta él?
 
    Habló el niño de los ojos de cielo para recordarme que el universo está en continuo movimiento y si hago mis deberes cada noche y como fresas de la paciencia, alguna noche, algún hada al salir la luna aparecerá a mi lado, para invitarme a que de sin miedo un pequeño paso hacia adelante.
 
 
 
   Pd: Te invito a venir conmigo, tengo un saco de fresas preparado.
 
         Gracias a la Reina del Hielo,
A una gran Arquitecta de la Razón,
 al niño de los ojos de cielo y
por supuesto a las hadas.
Cada uno sabrá reconocerse
en esta búsqueda.
 
 
 
 
Anabel (25/08/2mil6)
 
 

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para agosto, 2006 en Después de un tiempo....